LA IMPORTANCIA DE LA INCERTIDUMBRE

La norma ISO1996-2 recoge las normas para la medición y evaluación de los niveles acústicos de inmisión, teniendo en cuenta, entre otros, factores como la tipología de los dispositivos de medición y su calibración, los procedimientos de medida, frecuencias de medición, componentes sonoros o las condiciones meteorológicas. Gran parte de la legislación acústica actual se basa, sino copia directamente, los requisitos de esta norma.

La misma norma establece los contenidos mínimos que los estudios acústicos de inmisión deben contemplar y reportar en el momento de informar sobre sus resultados:

  1. Hora, fecha y lugar de las medidas.
  2. Aparatos y su calibración.
  3. Mediciones obtenidas, y si procede, los niveles de presión sonora corregidos (dBA) y, opcionalmente, en bandas de octava.
  4. Nivel de presión sonora que supera un porcentaje “n” del tiempo de medición (LN,T).
  5. Estimación de la incertidumbre junto con la probabilidad considerada.
  6. Información del ruido residual obtenido durante las mediciones.
  7. Intervalo de tiempo de las mediciones.
  8. Descripción del punto de medición, incluido el tipo de suelo y la altura de la fuente de medición y del medidor de nivel de sonido.
  9. Descripción de las condiciones de medición.
  10. Descripción de las condiciones meteorológicas (viento, insolación, temperatura, presión atmosférica, humedad, precipitación, etc.).
  11. El método utilizado para extrapolar los valores medidos a otras condiciones.

Como se puede observar en los puntos anteriores, el cálculo de la incertidumbre es un elemento importante en el momento de exponer y analizar las mediciones de presión sonora obtenidas en el campo.

En este sentido, la misma norma ISO1996-2 indica cómo realiza el cálculo de esta incertidumbre a partir de la siguiente fórmula:

Por lo tanto, las variables consideradas para el cálculo de la incertidumbre son:

  1. Debida al equipo de medición y calibración. La norma establece un valor fijo, sin embargo, a través de las características del aparato utilizado y la incertidumbre de la calibración y su deriva se puede obtener un valor más preciso.
  2. Debida a las condiciones de funcionamiento, es decir, al número de medidas adoptadas.
  3. Debida al error del aparato de medida de acuerdo con las condiciones meteorológicas (Tª y P) y a la propagación del sonido dependiendo de las condiciones del suelo, las condiciones meteorológicas y la altura de las fuentes de ruido y del dispositivo de medición.
  4. Debida al ruido de fondo (L90).

En definitiva, diversas variables impactan significativamente en los valores obtenidos en el trabajo de campo, que pueden ser modificados por la incertidumbre calculada con valores que normalmente oscilan entre 1 y 3 dB. Teniendo en cuenta esta incertidumbre, es necesario un análisis pormenorizado en el momento de interpretar los valores de presión sonora obtenidos, especialmente cuando se comparan con los límites de la calidad acústica.

Para ello, en los estudios acústicos de SINERGIS, los valores de medición acústica obtenidos, más allá de su adecuación según sus componentes (baja frecuencia, tonal e impulsivo), van acompañados de su valor de incertidumbre, evaluando su cumplimiento de la legislación de acuerdo con la siguiente tabla: