TRAMITACIÓN DE LOS PARQUES EÓLICOS SEGÚN EL DL 16/2019

El Decreto Ley 16/2019, de 26 de noviembre, de medidas urgentes para la emergencia climática y el impulso a las energías renovables establece, entre otros aspectos, el procedimiento para la tramitación administrativa de los parques eólicos. En este sentido, la finalidad del decreto es agilizar, impulsar y desbloquear la implantación de parques eólicos en Cataluña para alcanzar los objetivos planteados en la lucha contra el cambio climático.

Para ello, se aborda la modificación o derogación de la normativa relacionada con la ejecución y tramitación de los parques eólicos (como el D. 147/2009) para clarificarla, a la vez que se establece una “ventanilla única” para toda la tramitación administrativa involucrada: desde la energética, hasta la ambiental, pasando por la urbanística.

Es precisamente en el tema urbanístico donde se produce uno de los cambios más relevantes. Así, el texto refundido de la Ley de urbanismo recibe una serie de modificaciones para que los parques eólicos situados en Suelo No Urbanizable y con una potencia entre 100 kW y 50 MW reciban la consideración de instalaciones de servicios técnicos que han de emplazarse en medio rural (art. 5.3.), las cuales se podrán ejecutar a través de un proyecto de actuación específica en suelo no urbanizable (art. 5.4) sin que se tenga que modificar el planeamiento urbanístico ni aprobar un plan especial urbanístico ad hoc (art. 5.5).

Sólo con esta última adaptación, la tramitación de los parques eólicos ya se ve favorecida, sin embargo, hay otros cambios que permiten a los promotores de parques agilizar el proceso de autorización, entre los que destacamos:

1) Determinación de criterios para la propuesta de implantación de nuevos parques.

2) Proceso de tramitación de las autorizaciones a través de la Oficina de Gestión Empresarial.

Así pues, el artículo 8 del Decreto Ley establece cuáles son los criterios principales que deben considerarse en el momento de implantar un nuevo parque eólico y que por tanto las administraciones competentes tendrán en cuenta para evaluar su autorización en un territorio concreto. El siguiente mapa conceptual recoge los aspectos clave de estos criterios de implantación.

Además, para evitar tramitaciones “innecesarias” o filtrar proyectos que no se adaptan a los criterios anteriores, se crea la Ponencia de energías renovables (art. 10) como un órgano colegiado de los departamentos implicados en la tramitación de los parques eólicos, con el objetivo de analizar la viabilidad de los proyectos que se presenten. En este sentido, toda la tramitación se realiza a “ventanilla única” a través de la Oficina de Gestión Empresarial (OGE) (Art. 11) y sobre el conjunto del proyecto, incluyendo las líneas eléctricas de evacuación, la subestación del parque, los accesos, etc.